Conclusiones a la propuesta de incluir la categoría de Novela juvenil en los Premios Ignotus

Bueno, bueno, gentecilla. Ha llegado el momento de analizar las respuestas y el feedback que he recibido tras la entrada que publiqué hace unas semanas: «Literatura juvenil. ¿Categoría en los Ignotus?». He querido dejar un tiempo para repasar con calma y perspectiva no solo lo que se ha comentado a través del blog, sino en otras redes, además de charlas con otra gente a través de Skype; y la conclusión o conclusiones son un tanto agridulces para mí.

Como buena noticia, la gran mayoría respondió de manera afirmativa y con un argumento que me parece contundente: sí a la categoría porque hace falta incorporar sangre nueva/joven a la lista de votantes, o al menos que se interesen por estos premios. Y de los que no lo tenían tan claro o, directamente, decían «No», aunque pocos, sus argumentos me parecieron muy razonables:

  1. El YA no es más que una etiqueta comercial con una línea de separación difusa. Una obra de estas características podría quedar, perfectamente, como finalista en la categoría de Mejor Novela, sin más.
  2. ¿De qué sirve crear la categoría si al final votan los mismos de siempre y, por tanto, puede quedar tan «pobre» como otras? Por ejemplo, la de cómic.

Ni que decir tiene que estos argumentos me dieron que pensar. Así pues, decidí ser paciente y esperar la reacción de los «verdaderos» implicados: los lectores asiduos de juvenil.

Soy consciente de que mi público lector, además del target de seguidores en FB y Twitter, no va por estos derroteros; pero sí tengo contactos que se asocian con el sector juvenil, por lo que cuando compartieron o retwittearon la noticia (por cierto, muchísimas gracias por darle difusión) me aseguraba, en cierta forma, alcanzar la atención de los interesados. Sin embargo…, no, no; desgraciadamente, la respuesta ha sido casi nula. Parece ser que a los lectores jóvenes les importa poco si se incluye o no una categoría que los represente porque, básicamente, estos premios no les dicen nada; y ahí es donde creo que radica el verdadero problema: aunque incluir la categoría de Novela juvenil en los Premios Ignotus se muestra como algo bueno y necesario, a día de hoy es inútil. ¿Por qué? Dejadme que os lo liste, todo según el feedback que he recibido y las consiguientes apreciaciones, claro:

  1. Los Premios llevan veintiséis años vigentes, sin embargo, la relevancia no los acompaña. Mucho me temo que seguimos siendo cuatro gatos quienes los conocemos y los apreciamos.
  2. No me desprendo de la sensación de que a los jóvenes les daría igual que una obra fuera finalista o ganadora de los Ignotus, de la misma forma que no mirarían si tiene un Hugo, un Nebula o whatever en su palmarés. Algo que me parece muy sano, ojo, y corrobora la idea que tengo de que, al contrario que a los adultos, los premios no son tan relevantes para ellos a la hora de escoger lectura. Oye, chapeau por otro lado. En ese sentido soy igual.
  3. Si el esfuerzo por incluir la categoría viene de gente que, como yo, no lee juvenil (o sí) y espera que con ello vengan hordas de jóvenes a inscribirse en el listado de votantes para incorporar «sangre nueva», apaga y vámonos. No va a suceder. La iniciativa debe venir de los propios interesados, pero volvemos al punto 1. ¿Qué representan los Ignotus? ¿Los conocen siquiera? ¿Qué se está haciendo para publicitarlos? Uno de los argumentos más enarbolados para despreciarlos es que se tratan de premios a la popularidad. Ajá. ¿De qué popularidad estamos hablando, exactamente, cuando tantísima gente los desconoce?
  4. Ya hay premios de novela juvenil, ¿no? Eso por un lado. Por otro, me da en la nariz que no es que quieran una mención específica para darles visibilidad, sino que se reconozca que no leen (o escriben) «literatura menor». Y de nuevo volvemos a los puntos 1 y 2. El ruido y la implicación (publicidad, solicitud de voto, etc.) para que una obra aparezca como finalista en la categoría de Mejor novela debe venir de su parte; pero, una vez más, ¿por qué no es así? Porque no conocen los premios ni les ven relevancia. Así de simple. Y ojo, hablo de un «ellos» que se extiende más allá del fandom, porque fuera de este último ocurre lo mismo, lo mismo. Creemos que somos un montón, pero no es cierto. En mi caso, por ejemplo, hasta los treinta no descubrí qué era eso y llevaba toda la vida leyendo género fantástico. La suerte quiso que me enterara de la existencia de estos premios, así que imagino que hay muchos más que como yo fui una gran desconocedora en su día.

Dicho todo esto, no me opondría a la inclusión de dicha categoría en los premios, al contrario. Ahora bien, objetivamente, a día de hoy, no creo que eso suponga un «despegue» de los mismos en cuanto a popularidad. Insisto: la percepción que tengo es que los jóvenes no se van a inscribir en masa en la lista de votantes porque de pronto aparezca dicha categoría. Si ya cuesta que el friki medio se tome la molestia de mandar un email con sus datos para ser incluido en el censo, ¿por qué iba a ser diferente en este caso?

Para mí, ser finalista de los Ignotus es un gran honor porque supone un reconocimiento importante a mi trabajo. Sin embargo, y por poner un ejemplo, las grandes editoriales no se pegan por mí, a pesar de tener tantas nominaciones a cuestas (desde aquí, mil gracias a la pequeñas y medianas por interesarse). Así pues, quizás hay que trabajar un poco más, o mejor dicho, en serio, para dar a dichos premios la publicidad y el reconocimiento que se merecen y, entonces, quizás venga esa gran masa lectora a pedir el hueco que les corresponde.

Cuando así sea, tendrán todo mi apoyo, por descontado. Como alguien que aborrece los prejuicios, vengan de donde vengan, me dejaré la piel en vuestra causa. Mientras tanto, no voy a luchar batallas que no me corresponden. Ya tengo bastante con las mías, aunque, francamente, la implicación de los responsables debería de ser mayor y no limitarse a que los demás les hagan el trabajo «sucio». Pienso yo.

Please share:
This entry was posted in $1$s. Bookmark the permalink.

One thought on “Conclusiones a la propuesta de incluir la categoría de Novela juvenil en los Premios Ignotus

  1. Coincido que si esos lectores jóvenes no le dan importancia al premio no es importante ahora plantearse crear la categoría aunque seria interesante, si no a lo mejor acercarlos al Ignotus y todo lo que implica, atraer a estos lectores es importante porque si se vuelven más activos dentro del género hoy buscarán fantasía juvenil y mañana a lo mejor les pica la curiosidad con ciencia ficción, terror o cualquier otra cosa. Lo dice una que apenas se ha enterado del tema Ignotus y el fandom hace poco mas de un año creo yo, lo mejor que he encontrado es muchísimos autores interesantes y lecturas que de otra manera no habrian entrado en mi Pila Infinita.

Responder a Adonita Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>