Noches de viernes

Salvo alguna excepción contada, los viernes son mi noche especial. Vamos, que me atiborro de pelis asiáticas, o empiezo alguna serie si no he dado con ninguna peli que me llame la atención. De un tiempo a esta parte he visto sobre todo coreanas (en mi opinión, dominan muy bien el thriller), pero el viernes pasado me encontré con un porrón de japonesas (un remake y tres adaptaciones) a las que me apetecía dar un tiento. El resultado fue: pseee…

Por orden de visionado empezaré hablando de Monsterz, el remake japonés de la peli coreana Haunters (o Psychic, según qué página mires). La historia original me moló mucho en su día, a pesar de que tiene un ritmo muy leeento y parecía que no terminaba de arrancar. La trama gira entorno a dos chicos. Uno que tiene la habilidad de controlar a la gente con solo mirarla; y otro, un tanto perdedor, al que el primero no consigue dominar, y como eso le toca los cojones, pues decide putearlo, con la mala suerte de que el chavalín resulta que tiene un poder de curación que te cagas.

monsterz-haunters

Cartel japonés y coreano. Lo de la Z sigo sin pillarlo.

La versión japonesa tiene un gran problema para mí. Bueno, en realidad dos. El primero, es esa manía tan japo de desvirtuar al malo. En la coreana el tío da rollo. Hay algún momento en el que puedes empatizar con él, pero te queda bien claro que el colega es un cabrón. En Monsterz, sin embargo, el malo da pena. Se pasa toda la peli llorando: buaaah… soy un incomprendido, buaaah… no soy un monstruo, buaaah… solo quería que alguien se molestara en preguntar cómo me llamo, por eso mato peña. WTF?

El segundo problema es precisamente el actor que lo interpreta: Fujiwara Tatsuya. Tiene muy buena fama, pero de verdad que no me gusta como actúa, y en esta peli en concreto me cabrea. Claro que, teniendo para comparar a Kang Dong Wo, que ha nacido para interpretar a malos malrolleros pero que te da cosilla cuando los matan, pues entiendo que el reto no fuera fácil.

¿Lo mejor de Monsterz? Yamada Takayuki. Este sí que es un actorazo. Papel que le dan, papel que borda.

La siguiente peli es Crows Explode. Tercera parte de la serie Crows Zero. Si no habéis visto las otras dos… ¡muy mal! Os estáis perdiendo ondonadas de hostias (como decía Pazos en Air Bag) y testosterona a saco.

Echad un vistazo al trailer de la primera. ¿Mola, o no mola?, ¿eh?

Esta tercera entrega tiene un problema y no creo que sea porque Takashi Miike no la dirige. La estética es la misma, la escenografía, la banda sonora, el tipo de peleas, el tono… Pero argumento y diálogos son un «¿Ein?» constante. Vamos, que la excusa para la pelea final me dejó en coma; tanto, que el duelo de rigor me dejó fría.

Tampoco creo que el fallo esté en que no son los mismos personajes. La historia tiene lugar un par de años después de que los protas de las dos anteriores se graduaran. Pero sí que es cierto, o por lo menos yo lo veo así, que tiene una carencia de personajes carismáticos. En general me parecen un poco anodinos y algunos secundarios sobreactúan demasiado.

Si sois fans completistas como yo, pues bueno, echadle un ojo. Si no, quedaos con las dos primeras, que además cierran el ciclo.

gatchamanLa siguiente peli que vi fue Gatchaman, adaptación de la serie que en España se conoció como La batalla de los planetas o Comando G. La tenía desde hacía tiempo en la recámara, pero temía que fuera un truño infecto y que me destrozara la infancia.

Pues bueno, solo es un truño a medias. Mientras la veía, la niña que fui disfrutó con la puesta en escena, los efectos especiales y en algunos momentos hasta recordó otra serie que la marcó como fue Bioman. Ahora bien, la adulta que soy ahora se pasó toda la película diciendo «¿Ein?», pero vamos, un no parar. Y es que aunque la historia no está mal, los diálogos son malísimos y en ocasiones no tienen sentido. Un despropósito, vaya. Así que, para rememorar la infancia vale, pero para terminar satisfecho después de dos horas, pues no.

Y por fin, la última. Ni que hubiera elegido el orden a propósito, porque fue perfecta para terminar la sesión con una sonrisa de oreja a oreja. Hablo de la adaptación en imagen real de Kuroshitsuji (puede que deis con ella con el título de Black Butler). No leí el manga, pero sí vi en su día las dos temporadas del anime, casi del tirón, y os las recomiendo desde ya. Aunque claro, si no sois de ver dibujitos, quedaos entonces con la peli. Muy chula, sí señor.

Sebastian es un mayordomo de la casa Genpo, pero no es un mayordomo cualquiera. En realidad es un demonio que ha hecho un pacto con el joven amo. A cambio de que le sirva y lo ayude a cumplir su venganza, Ciel Phantomhive le dará su alma para que la devore. La primera escena de la peli sirve de presentación de este mayordomo oscuro, y yo… babeé como una imbécil. En general, las escenas de lucha son de infarto.

kuroshitsuji_peli-manga

Cartel de la película y portada de un de los tomos del manga.

No penséis, por cierto, que se ambienta en una época en concreto de nuestro mundo. Es… otra cosa, y en cuanto veáis algunos de los trajes que se gastan os daréis cuenta. Por otro lado, la trama detectivesca mola, y está bien resuelta, aunque sigo pensando que se han dejado una pregunta sin responder. Pero bueno, eso ya son manías mías.

No puedo asegurar que alguien que no conozca la obra original la disfrute plenamente porque fui incapaz de mantenerme objetiva en ese aspecto (me pasé toda la peli pensando «no recuerdo que el crío fuera en realidad una cría disfrazada»), pero sospecho que os puede pasar como a mí, que al acabar pensé: Vale, ¿y para cuándo la siguiente? Voy a cruzar los dedos para que hagan esa segunda parte.

Y hasta aquí mi informe. Tengo claro que a muchos les importará un pimiento, pero si has llegado hasta esta línea, entonces eres de los míos :-P

Please share:
This entry was posted in $1$s. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>