¿Por qué votar en los Premios Ignotus?

Hasta el 31 de marzo está abierta la inscripción al censo de votantes de los Premios Ignotus. Esta entrada va dirigida tanto a los que no tienen ni idea de qué hablo como a los que sí la tienen, pero les da pereza votar.

Empecemos por lo fácil: ¿qué son los Ignotus?

Son los premios que otorga la AEFCFT (Asociación española de fantasía, ciencia ficción y terror) durante la HispaCon (convención anual sobre el fantástico y que acerca a los amantes del género con escritores, editoriales y demás). Mediante un sistema de votos se concede un reconocimiento a las mejores producciones literarias, artísticas, audioviosiuales del año anterior; es decir, para la presente edición, la de 2015, se tendrá en cuenta lo que se publicó o emitió en 2014.

¿Quién vota en los Ignotus?

La votación consta de dos fases. En la primera, cada votante lista las novelas, revistas, portadas, etc. que más le han gustado (puede ser solo un título, varios o ninguno si no sabe qué poner en la categoría correspondiente), y después del recuento de votos se obtiene la lista de candidatos para la segunda fase.

logo de la aefcftHasta hace unos años, en esta primera fase solo podían votar los socios de la AEFCFT y asociaciones digamos hermanadas con la primera. Es decir, una de las ventajas de ser socio era que proponías a los candidatos de cada categoría, mientras que en la segunda fase, fueras socio o no, presentabas tu papeleta bien al abrirse el segundo plazo de votación, bien asistiendo a la HispaCon.

Esta segunda fase no ha sufrido ningún cambio, cualquiera puede votar como acabo de comentar justo arriba. En la primera, sin embargo, ya es posible proponer candidatos aunque no seas miembro de la AEFCFT u otra asociación afín.

¿Cómo puedo votar en la primera fase si no pertenezco a ninguna de estas asociaciones?

Muy fácil: inscribiéndote en el censo de votantes. Para ello se rellena el formulario que puedes descargarte desde la web de la AEFCFT, adjuntas el DNI escaneado y lo envías todo bien por correo ordinario, bien por correo electrónico.

Lo voy a poner más fácil:

  1. Haz clic AQUÍ para descargarte el formulario.
  2. Rellénalo, escanea el DNI y envía los dos documentos a la siguiente dirección: PremiosIgnotus@aefcft.com

¿De qué sirve votar en los Ignotus?

Aaah, amigo, llegamos al meollo de la cuestión y empiezo mi disertación.

Sé que da pereza, mucha. No me lo pareció mientras fui socia, claro, me lo daban mascado. Después, cuando crearon lo del censo y a pesar de las ganas de volver a votar, me dio una perezona horrenda, y es que el formulario había que enviarlo por correo ordinario. Buf, comprar un sello; buf, y un sobre; buf, imprimirlo; buf, ir hasta correos. Un estrés… Pero ya no tengo excusa. Puedo inscribirme cómodamente desde mi casa, sin levantarme del ordenador. Todo ventajas, oiga.

También es verdad que al principio votar en la primera fase me daba vergüencilla, lo admito. En la mayoría de categorías no sabía qué poner y en las que sí podía poner algo, ni de coña rellenaba los cinco espacios libres. Así que entregar una hoja casi en blanco con apenas un par de títulos me daba no sé qué.

Lo pienso ahora y me meo de la risa. ¿Quién me iba a juzgar? ¿El pobre tipo que está haciendo el recuento? Y si así era, ¿qué iba a hacer el chaval? ¿Perder el tiempo en buscarme en una HispaCon, pararse delante de mí y señalarme con el dedo en plan Los ladrones de cuerpos para exclamar «Aaah, tuuú. Lees pooocooo»? En serio, ¿a que es para descojonarse? ¿Alguien se imagina al tío cargado con una lista para ir por ahí señalando con el dedo, o buscando en foros y demás para dejar en evidencia a los poco literatos? Vamos, ridículo totalmente.

Cuando se me quitó la tontería, empecé a votar en la primera fase sin rubor y sin hacerlo «de oídas» para rellenar más huecos. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que cuando se da el pistoletazo de salida a las votaciones, un montón de páginas publican sus propios listados con lo que ellos votarían. Eso me permitía saber parte de lo que se había publicado el año anterior, pero me avergüenza decir que en más de una ocasión voté por una obra sin haberla leído y así incluir más de un título al listado de esa categoría (como digo, ocurrió antes de que se me fuera la vergüenza de entregar una hoja casi en blanco). Conocía al autor y había leído cosas suyas anteriores que me habían gustado, así que le votaba. Muy mal por mi parte, lo sé, porque no estaba juzgando esa obra en concreto, sino a él (o ella) como escritor en general. Sospecho que no he sido la única, pero eso no es ningún atenuante para lo que hice.

Obviamente, cada cual es libre de votar a quien le dé la gana y por las razones que quiera. En mi caso, decidí que me la sudaban los demás, haría lo que consideraba justo. ¿Que mi hoja tenía solo dos títulos? Bien, ¿y? Eran los que de verdad me habían gustado y consideraba que merecían mi voto. Y cada voto cuenta. Ya sabéis: granito a granito…

Ignotus

Pero ¿por qué votar en los Ignotus? ¿Para qué? Votar o no es una decisión personal de cada uno, y es que aunque cueste dos segundos, entiendo que ponerse a ello es otro cantar. Lo que sí puedo decir es por qué participaba yo, o mejor dicho, participaré de nuevo en el proceso ahora que inscribirse en el censo es un par de clics.

Primero porque es una forma de dar mi reconocimiento a la obra de alguien. No solo me gasté dinero en el libro, sino que considero que no bastan las buenas críticas (hayan sido las ventas buenas o no). O no me he gastado dinero en el libro porque me lo han prestado, y es mi forma darle mi apoyo a la obra porque creo que lo merece.

Segundo porque así siento que estoy apoyando al género y en especial a nuestros autores. Tenemos una producción que no tiene nada que envidiar a la anglosajona, y estoy harta de tantos complejos.

Y tercero porque todo voto cuenta. No importa que seas un veterano en esto o un novato. Tu voto vale lo mismo que el de cualquiera. De hecho, cuanta más gente vote, más gustos estarán representados, más diversidad de títulos. Y en demasiadas ocasiones mis preferencias distan bastante de la mayoría. Pues bien, quiero que quede representado de alguna manera.

Portada de la antología Los Premios IgnotusAsí que, si nunca has votado en los Ignotus (por desconocimiento o por pereza), te animo a participar. Si de todo lo que he dicho no te ha convencido nada, prueba a ver qué te dicen en otras partes, mira la web de la AEFCFT o te recomiendo que le eches un vistazo a la antología Los Premios Ignotus 1991-2000 publicado por la editorial Sportula, donde no solo encontrarás los relatos ganadores de autores españoles durante esa década, sino también una descripción detallada por parte de Mariano Villarreal y Juan Manuel Santiago sobre lo que fueron esos años.

Pues eso. Inscríbete en el censo, si no estás ya. Tienes hasta final de mes. Y cuando se abra la primera fase: VOTA. No lo dejes pasar. Él no lo haría :-P

Please share:
This entry was posted in $1$s. Bookmark the permalink.

2 thoughts on “¿Por qué votar en los Premios Ignotus?

  1. Y una cosa más. Para la segunda fase se puede votar on-line. Tu vas votando todas las veces que quieras y vale el voto que hay el último día y es facilísimo (lo digo por lo de la perezota).
    Que te has leído sólo dos libros de los propuestos para mejor novela, pues los votas en el orden que quieras. Que luego te lees un tercero, pues cambias la votación y la actualizas, y así con todas las categorías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>